rendimiento academico y origen sociocultural

Rendimiento académico y origen socioeconómico

El rendimiento escolar es una problemática que preocupa hondamente a estudiantes, padres, profesores y autoridades; y no solo en nuestro país, sino también en otros muchos países.

Tal y como se ha indicado en numerosos estudios, la pobreza es un factor que incide en el resultado académico de los/las estudiantes desfavorecidos, así como en su proceso de aprendizaje. Además de esto, la falta de recursos económicos y culturales interacciona con múltiples variables de distinta forma.

La equidad en el logro educativo es un importante determinante de la igualdad de oportunidades y de la movilidad intergeneracional en las sociedades. Desde el significativo estudio de Coleman en 1966 acerca de la “Igualdad de Oportunidades para la Educación”, el nivel socioeconómico y cultural es entendido como un fuerte predictor de rendimiento de los estudiantes.

Algunos conceptos sobre el rendimiento académico

El rendimiento académico es la conjugación de distintos factores multicausales que inciden en el resultado académico, en el que interactúan elementos sociodemográficos, psicosociales, pedagógicos, institucionales y socioeconómicos.

El rendimiento académico es la resultante del complejo mundo que envuelve al estudiante, determinada por una serie de aspectos cotidianos (esfuerzo, capacidad de trabajo, intensidad de estudio, competencias, aptitud, personalidad, atención, motivación, memoria, medio relacional), que afectan directamente el desempeño académico de los estudiantes.

El nivel socioeconómico se refiere a las condiciones que tienen los estudiantes para satisfacer las necesidades que plantea el sostenerse en el momento de su desarrollo académico-profesional. Si las condiciones son favorables en éste aspecto, suponemos que las actividades académicas tendrán resultados satisfactorios y que en su entorno familiar tendrán ese nivel socioeconómico.

Resultados PISA

El examen programa PISA evalúa el conocimiento adquirido por desempeño de los/las estudiantes en tres asignaturas competenciales (matemáticas, lectura y ciencia) y compara los resultados entre países y entre estudiantes de acuerdo a diferentes características. En concreto, en España, de forma similar al promedio de la Unión Europea y la OCDE, los/las estudiantes cuyos progenitores tienen menor nivel de estudios obtienen un peor resultado. Sin embargo, donde las diferencias son mayores en España que en el resto de países es entre el alumnado de origen migrante y el que tiene origen español.

En España la proporción del alumnado inmigrante varía de unas comunidades a otras. Pero lo que sí persiste es que en todas ellas los/las alumnos/as originarios rinden más que los de origen inmigrante, siendo la diferencia observada superior a la observada en la Unión Europea.

Sin lugar a dudas, estos datos, tal y como señala Save The Children, ponen de manifiesto que el origen socioeconómico condiciona el rendimiento escolar de niños y niñas

Conclusiones y recomendaciones

La función principal de cualquier sistema de educación es sin lugar a duda la de planificar, diseñar, ejecutar y evaluar ofertas educativas adecuadas, que permitan mejorar la educación y poder satisfacer la demanda social actual y, proyectar el desarrollo socio productivo del estado.

El fracaso escolar no se combate a base de exámenes y los sistemas escolares no mejoran por más que se examine a los alumnos sin parar. Fracaso y éxito son conceptos del mercado que nunca se han considerado en el mundo educativo, y hemos de utilizarlos con cautela por el componente negativo que llevan implícitos.

Lo importante entonces, es definir los objetivos educativos a los que aspiramos, analizar los contextos y las dificultades con que nos encontramos, y generar propuestas y mecanismos de acción que nos permitan ir avanzando en la consecución de los mismos.

Los centros escolares que se propongan paliar las desigualdades preexistentes que resulten más nocivas para sus alumnos/as desaventajados podrían implementar las medidas paliativas de mayor impacto, de acuerdo a sus circunstancias personales. Esta sería una forma de optimizar la utilización de los recursos presupuestarios teniendo por objetivo la mejora en la eficacia escolar y la igualdad de oportunidades educativas.

 

Para finalizar, en AlumnUs queremos dejaros una entrevista más que interesante realizada por Obra Social La Caixa a Jane Waldfogel sobre esta y otras cuestiones. ¡No os lo perdáis!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario