Empleabilidad

Intenta no volverte un hombre de éxito, sino volverte un hombre de valor – Albert Einstein

¿QUÉ ES LA EMPLEABILIDAD?

La palabra mágica en la búsqueda de empleo se llama empleabilidad. Sin embargo, no todos tenemos claro de qué hablamos. Según el Servicio Público de Empleo Estatal, el concepto de empleabilidad podría definirse de acuerdo a los siguientes puntos:

  • Grado de adaptabilidad que demuestra un individuo en la consecución y mantenimiento de un empleo, así como en la actualización de sus competencias profesionales.
  • Conjunto de aptitudes y actitudes que favorecen la integración laboral. Posibilidades existentes de encontrar un empleo y de amoldarse a un mercado de trabajo en continuo cambio.
  • Este concepto hace referencia a estrategias pedagógicas que contribuyen a diversificar las alternativas de empleo del sujeto pedagógico y facilitar sus futuras reconversiones laborales. Las estrategias formativas más utilizadas para facilitar las condiciones de empleabilidad del sujeto se refieren al refuerzo y aumento de sus capacidades básicas y de fundamento (formación general contextualizada) y al desarrollo de competencias genéricas (correspondientes a determinados ámbitos de desempeño). Está en esta estrategia el desarrollo de competencias técnicas específicas se desarrollan pensando en un grupo de ocupaciones o puestos de trabajo y no se construyen exclusivamente a la medida de un puesto o por la exigencia de un tipo dado de empresa. Este es un concepto que se vincula estrechamente con el de familia profesional.
  • Es el conjunto de competencias personales relacionadas con las actitudes, aptitudes y conocimientos básicos que facultan a una persona para poder desempeñar cualquier trabajo.

EDUCACIÓN Y EMPLEABILIDAD

El nivel educativo tiene un impacto directo sobre la empleabilidad y, además, reduce las desigualdades de género en el acceso al trabajo. Pero también es verdad que España se mantiene como uno de los países europeos con mayor tasa de paro entre la población cualificada. Son dos realidades, que subraya el informe Empleabilidad de la población cualificada 2017, publicado por EAE Business School.

A nivel europeo, España se sitúa en decimocuarta posición en términos de brecha entre tasas de desempleo de la población cualificada y de la población con estudios intermedios. El estudio advierte de que el paro entre la población cualificada en nuestro país todavía duplica la media de la Unión Europea (4,5%) y que se mantiene como uno de los países con mayor desempleo en este colectivo. En concreto, las comunidades autónomas con una tasa de actividad más elevada de población con estudios superiores fueron el País Vasco, la Comunidad de Madrid y la Comunidad de Navarra. Por el contrario, las comunidades con una menor tasa actividad fueron Castilla-La Mancha, Ceuta y Baleares.

En cualquier caso, en prácticamente todos los países de Europa existen menores tasas de paro de personas con educación superior. El estudio destaca también que el nivel educativo contribuye a reducir la brecha de género y señala, en este sentido, que el desempleo entre mujeres cualificadas resulta más de dos puntos superior al de los hombres con el mismo perfil de formación (10,8% frente al 8%).

5 CONSEJOS PARA MEJORAR TU EMPLEABILIDAD

Para finalizar, en AlumnUs recogemos algunos consejos y/o estrategias que os ayuden a mejorar vuestra empleabilidad:

  1. Demuestra que tus capacidades profesionales no están obsoletas, y que puedes responder a las exigencias del mercado laboral o de lo que buscan realmente las empresas. Conviene que identifiques tus mejores cualidades y que analices cuáles son las opciones del mercado laboral que pueden servirte. Un análisis DAFO puede ser una buena herramienta para ello.
  2. Recuerda que en España un gran número de ofertas de empleo resultan invisibles. En la actualidad contactos representan la mitad de las estrategias eficaces para encontrar un trabajo.
  3. Debes de tener en cuenta que la demanda de nuevas competencias profesionales, junto con la todavía existente brecha entre el mundo universitario y el mundo laboral, provoca que muchos de los perfiles no encajen en las organizaciones y por tanto los índices de fracaso sean elevados. Conoce cuales son las competencias más demandas y entrena cada una de ellas.
  4. Parece claro que a pesar de los cambios y limitaciones, importa lo que dice tu currículum, pero también es relevante lo que dicen de ti quienes te conocen. Podría decirse que somos lo que nuestros amigos creen que somos, y esto se refiere a las redes sociales. Por eso debes cuidar tus interacciones, la imagen que conforma tu reputación profesional y el valor real que tiene todo esto. Los medios sociales, en este sentido, deben usarse como correa de transmisión de lo que haces y eres realmente.
  5. Adaptarse a las nuevas tendencias profesionales. Debes plantear tu carrera y tu estrategia de empleabilidad sobre la base de que las profesiones con éxito de hoy podrían dejar de tenerlo dentro de pocos años y por tanto, surgirán otras nuevas en un lustro que ahora ni imaginamos. Pero debes tener cuidado de no caer en la burbuja de las nuevas profesiones y plantearte si todas esas novedades son realmente sostenibles y si tendrán un largo recorrido mañana o perderán peso, influencia y utilidad en poco tiempo.

En AlumnUs somos conscientes de la necesidad de mejorar la empleabilidad juvenil así como los continuos cambios que el sistema educativo tiene que afrontar. Es por eso que en AlumnUs apostamos por un dar a los alumnos recursos que faciliten la elección de estudios adecuada a cada caso. Para ello, hemos desarrollado una herramienta tecnológica de orientación educativa, con la que los estudiantes podrán conocer las opciones académicas que más y mejor se le adecuan de acuerdo a sus características personales, intereses y motivaciones; para más tarde, poder reflexionar sobre cada una de ellas antes de tomar la decisión.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario