Como desarrollar e identificar el talento personal

Si eres de esas personas que cree que no tiene talento o algún don en particular o piensas que tus fortalezas y habilidades no son tan importantes como para hablar de talento, estas equivocado. Este creencia errónea es en muchos casos debido aún no has descubierto tu verdadera vocación y pasas las horas dedicándote a alguna actividad que no va contigo.

Todas las personas tenemos algún talento y nos ocupa a nosotros mismos conocer cuál es para dedicarnos a aquello que nos gusta y se nos da bien.

Lo que ocurre es que en la mayoría de los casos una percepción de nosotros mismos muy limitada y distorsionada por nuestra experiencia subjetiva.

¿Qué es el talento?

Según la  Real Academia Española de la Lengua, el talento, se relaciona con la inteligencia, que es la capacidad de entender y con la aptitud física o mental, que es la capacidad para el desempeño o ejercicio de una actividad concreta.

De acuerdo con los expertos, el talento es la característica de aquellas personas cuyas capacidades se encuentran comprometidas a hacer cosas que mejoren los resultados de la organización. De este modo, estamos ante un profesional comprometido que pone en práctica sus capacidades para obtener resultados superiores en su entorno.

Por otro lado,  el desarrollo y aplicación del talento por parte de las personas no se ubica en la cantidad y el volumen de conocimientos, sino más bien en la capacidad de aprender y de transferir las nuevas competencias.

Requisitos para desarrollar el talento

Todo talento está compuesto por capacidades, compromisos y acciones. Junto con ello, cabe señalar que no sólo existe el talento innato, el talento también puede aprenderse, pero para ello hemos de tener en cuenta una serie de requisitos previos:

  • Se vincula con la idea de que las personas con talento acaban realizando lo que hacen, ya que disfrutan de ello. Esta idea se enlaza con el concepto de pasión, de la emoción ligada con el desarrollo de aquello que llevamos a cabo.
  • Adquisición y renovación de los saberes que se encuentran ligados con el desempeño de aquellas funciones que nos gustan. En definitiva, con aquello para lo cual nos encontramos motivados.
  • Transferencia de los conocimientos que adquirimos a la acción, a la generación de respuestas conductuales que nos llevan a realizar aquello con lo que disfrutamos en el ámbito de las organizaciones.
  • Se puede ser inteligente y apto y sin embargo no ser talento. Es necesario algo más, lo que lleva a una definición de talento estrechamente asociada a la generación de valor.

¿Cuál es tu talento? Como descubrir tu propio talento

Tú también tienes talento y en este artículo AlumnUs te ayuda a descubrirlo a través de 6 estrategias:

1- Pregúntate a ti mismo

El primer paso para descubrir tu talento es ir “hacia adentro”. No olvides que las respuestas están dentro de ti.

Algunas de las preguntas poderosas que puedes hacerte podrían ser:

 ¿En qué disfrutas realmente?

¿Con qué actividades pierdes la noción del tiempo?

¿Cuáles son tus intereses y motivaciones?

¿Qué necesitas hacer para sentirte conectado contigo mismo?

¿En qué cosas recibes reconocimiento de los demás?

¿Qué aportas a los demás?

2- Evalúate

Evalúa en lo que eres bueno y conoces en profundidad. Analiza tus puntos fuertes y aquellas competencias que manejas positivamente y piensa cómo podrías extrapolarlas al entorno laboral.

3- Pon atención

Aunque no te lo creas, todo lo que admiras de otros son cualidades y fortalezas que tú también tienes, que quizás aún no has desarrollado o no has reconocido como propias.

No hay dudas de que las personas que admiramos nos reflejan aspectos que desconocemos de nosotros mismos o un potencial. Así que pregúntate quienes son tus referentes, porqué los admiras y qué es exactamente lo que admiras de ellos.

4- Desarróllate

Es importante desarrollar aquellas habilidades que ya tienes. Haz uso de tus mejores habilidades logrando transferirlas al contexto profesional buscando la mejora y el desarrollo tanto a nivel individual como de la empresa futura.

Además, si aún piensas que necesitas mejorar, haz uso de la formación teórica y práctica, recuerda, el talento también necesita actualizarse.

5- Pide feedback positivo a aquellos que te conocen

Pregunta a las personas que conoces, y, si puede ser, a diferentes personas de diferentes áreas de tu vida, acerca de tus cualidades, puntos fuertes y talentos ven en ti.

A veces, nos conocen más los demás que uno mismo.

6- Desafíate y recuerda el éxito

Busca oportunidades para aplicar tu talento y ponte a prueba en aquellas situaciones que impliquen iniciativa y proactividad. Estos momentos te darán retroalimentación sobre ti mismo y tus competencias.

Y también, recuerda tu propia experiencia para poner en claro cuáles son las capacidades que han protagonizado tus logros.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario